lunes, 10 de septiembre de 2012

Expedición de Juan de Salazar y Fundación de Asunción

EXPEDICIÓN DE JUAN DE SALAZAR 
Es preciso retrotraernos a principios del año 1537 para referirnos a algunos acontecimientos sucedidos durante la expedición dirigida por Juan de Ayolas por mandato de Don Pedro de Mendoza, preocupado por la suerte de su elegido, envió en su auxilio, el 15 de enero de 1537, una pequeña flota compuesta de 3 bergantines y 60 tripulantes a bordo, al mando de la misma estuvieron Juan de Salazar de Espinoza y su segundo Gonzalo de Mendoza, quienes recalaron los ríos Paraná, desembarcaron en Corpus Christi y Buena Esperanza, este último en estado de abandono, pues su población fue a engrosar el primer fuerte nombrado.
Prosiguió su derrotero con dos bergantines, llegó a atravesar las Tres Bocas, penetró el Río Paraguay, hasta que a fines de abril, arribó en los dominios del Cario-Guaraní, en el lugar de la antigua táva guazu Paraguay. 
Con la intermediación del lenguaraz, Hernando de Rivera, quien era conocedor del idioma, pudieron los hispanos llegar a un acuerdo con los mburuvicha locales Cupirati y Caracara. 
Con este acuerdo pudieron recibir auxilios de parte de los indígenas que les proporcionaron bastimentos para su subsistencia. 
Este encuentro incluyendo la anuencia de algunos expedicionarios como Hernando de Rivera, Gonzalo de Mendoza, Juan de Salazar, posibilitó la aceptación donde se tomó el parecer de los mismos y de los originarios para que en la brevedad del tiempo construyesen una Casa Fuerte en dicho paraje.
En el mes de mayo, Salazar remontó las aguas del Río Paraguay, y en el 23 de junio se topó con Irala, quien se hallaba con sus huestes aproximadamente a 30 leguas de Candelaria, lugar de donde volvieron río abajo para reparar las embarcaciones y retornar en el sitio convenido.
Vuelto Irala, Juan de Salazar se dirigió aguas abajo hasta el lugar proyectado para erigir una Casa Fuerte, dentro de la jurisdicción que correspondía a la táva guazu Paraguay poblada por los laboriosos cario-guaraní. El estratégico sitio se hallaba frente a la desembocadura de los ríos: Pilcomayo y el Río Paraguay, poseía además un excelente puerto natural. 
Las bases de la Casa Fuerte se echaron el 15 de agosto de 1537, bajo el aventamiento de Nuestra Señora de la Asunción, pues en la hagiografía cristiana se celebra ese día el de la Virgen María.

FUNDACIÓN DE ASUNCIÓN
El notario instituido como Notario de Gobernación y Cabildo, labraba el acta de fundación en el año 1543 (un incendio destruyó las tres cuartas partes de la ciudad y entra ellas el archivo del acta fundacional citadino) en un libro en que se inscribían los nombres de los asistentes, en la misma acta se señalaban los límites de  la ciudad,etc.
Al realizar el acto civil y político se inscribió a la ciudad en su carácter de soberana, esto es, con posesión de soberanía, que en este caso fue a partir del acto que se asentó en la documentación pertinente. Con este protocolo se lo denominó "Puerto y Ciudad de la Asunción".
En primer término queda al mando de la Casa Fuerte Gonzalo de Mendoza y al regresar Irala del Norte, con la certeza de la muerte de Ayolas, el inspector de la Corte del Rey, Alonso Cabrera, nombra como teniente gobernador a Domingo Martínez de Irala, tomando posesión de todas las tierras, como punto central la Asunción, e inicia la organización de este fuerte. No obstante, recién el 31 de julio toma posesión oficial, instituye el Primer Cabildo, con 5 regidores o alcaldes: El rey Carlos V diseña un Escudo de Armas, nombrando patrono a San Blas, se delinean las primeras calles, se fijó un lugar para la plaza, se construyó una casa para asiento del gobierno, se instaló un cuartel, una herrería, un astillero, depósito de víveres, un templo, con lo cual se dio fisonomía de ciudad. Fue un impulso muy positivo, dejando de lado la idea de recoger oro y plata, empezando la creación de nuestra nacionalidad, por arraigarse ya en la tierra y empezar también todos los españoles a tener descendencia criolla; el propio Domingo Martínez de Irala tuvo muchísimos hijos, al igual que todos sus capitanes, reconociendo a todos ellos con sus apellidos. Juan de Salazar, “el fundador", siguió con sus exploraciones.








Opinión Personal
Asunción es conocida como "Madre de Ciudades". Este hecho me es muy importante, porque de nuestra ciudad partieron numerosas expediciones con el objetivo de fundar nuevas ciudades, entre ellas Villarrica del Espíritu Santo. 
Asunción fue creciendo hasta convertirse en el centro urbano más importante del país desarrollando además las actividades sociales, políticas, económicas y  culturales. 

Es en la actualidad una gran ciudad que no ha perdido su aire colonial, con sus propias y particulares características. 
En parte doy gracias a los aventureros y conquistadores porque gracias a ellos disfrutamos de esta hermosa ciudad, fuente de tantas riquezas e historia. 





















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada